Noticias de Pacífico Business School
internaInstitucionalNoticias.master

Valores la clave del futuro, por Xavier Gimbert

15 de abril del 2018 | 00:00
Todos estamos de acuerdo en que el Perú tiene un gravísimo problema de corrupción y falta de (buenos) valores tanto en gestión pública como en la privada. Son innumerables los casos en ambas esferas. Está asimismo consensuado que la corrupción afecta al Producto Bruto Interno del país, así como a su competitividad. Entre otros efectos paraliza inversiones, se recauda menos, las empresas extranjeras son más reticentes a invertir, por no hablar de inocular en el ciudadano el virus de la desafección hacia lo político y lo empresarial y disminuir drásticamente la confianza en el futuro, lo que cierra un funesto círculo.

Todos decidimos según nuestros valores, de hecho, incluso según ellos interpretamos el entorno (la información esencial para la toma de decisiones). Es por ambas razones que dos personas con la misma información e inteligencia toman decisiones diferentes. Es por ello que los valores son la base de todos los​ conceptos estratégicos. Según los valores de una compañía serán su misión, a que se dedica; sus objetivos, a donde quiere llegar; y su estrategia, como lo va a conseguir. Todo líder debe preocuparse por ser competitivo y obtener resultados, pero no todos los caminos valen, esa es la diferencia. Igual que ocurre en la empresa, pasa con el gobierno, no todo vale, la integridad es básica.

Un país solo puede empezar a dejar atrás la corrupción exigiendo a todos sus líderes, gubernamentales y empresariales, una ética y moral intachable, un comportamiento que piense en los demás, en el bien común. Después, a ese mínimo inexcusable, al líder se le debe exigir una gran capacidad técnica y de gestión, grandes conocimientos y excelentes habilidades; pero nunca a la inversa. Que eso pase es responsabilidad de todos. Los (buenos) valores deben inculcarse desde la familia, la educación, los medios, el gobierno, la empresa. Puede hacerse, debe hacerse.

Columna publicada el lunes 9 de abril en Día 1 de El Comercio. 
​ ​​

Tags: