Noticias de Pacífico Business School
internaInstitucionalNoticias.master

Transformación digital en el sector público, por Ben Schneider

06 de septiembre del 2018 | 00:00
​ La interdependencia entre el sector público y privado se hace cada vez más intensa, conforme la tecnología acelera los procesos de las orga​nizaciones y, a la vez, los ciudadanos se empoderan con el desarrollo de las redes sociales. Ciudadanos mejor informados se tornan más exigen​tes y, al estar conectados en tiempo real, representan una fuerza que pone en jaque a gobiernos y empresas.

Una mirada a lo que viene sucediendo en el sector público –en sus distintas latitudes– muestra que los esfuerzos por consolidar una transformación digital necesaria y obligatoria pasan por serias difi cultades. El centro McKinsey para estudios gubernamentales rea​lizó una investigación en 18 países, entrevistando a 3.000 servidores públicos, y encontró que un 80% de los esfuerzos de los gobiernos por transformarse, no logran cubrir las expectativas de los ciudadanos. Los gobiernos afrontan problemas en actualizar los sistemas educativos para ‘entonarlos’ con un mundo dominado por las nuevas tecnologías de información. ​

Al sector público le cuesta mucho adaptar los sistemas de salud para atender a una población cada vez más longeva. Según da cuenta un informe especial de El Comercio (7-8-18), en e​​l año 2052 los mayores de 60 años formarán el grupo poblacional más grande en América Latina y el Caribe. Más difícil aun resulta poder mantener el ritmo de desarrollo de la infraestructura de las ciudades, que crecen a ritmo vertiginoso. 

Hay que tomar en cuenta que generalmente el capital político con el que cuentan los gobiernos es escaso y breve. Los plazos en este sector son muy cortos y la rotación de ministros muy alta. Todo esto complica mucho más el panorama. Lo antes descrito impacta en la efi ciencia del gasto público y, a la vez, defrauda la expectativa ciudadana por obtener una mejor experiencia al interactuar con los diferentes niveles de gobierno. Existe una gran brecha hoy entre las competencias digitales logradas en el sector privado en comparación con el público. 

Si los gobiernos a nivel global lograran igualar los niveles de eficiencia en transformación digital que experimentan las empresas líderes del sector privado, se podrían ahorrar por año –según el centro McKinsey– para estudios gubernamentales, US$3,5 trillones en expresión americana hacia el año 2021. 

El estudio identificó cinco claves para optimizar los chances de éxito en los esfuerzos del sector público por mejorar los Un 80% de los esfuerzos de los gobiernos por transformarse no logran cubrir las expectativas de los ciudadanos, según el centro McKinsey. Corregirlo debe ser política de Estado. servicios que presta: liderazgo comprometido; claridad en las prioridades; foco en el ‘delivery’; comunicación efectiva; adaptabilidad al cambio. Estos lineamientos serán determinantes para incentivar el avance y cierre de brechas. 

Los procesos de transformación digital en el sector público deben ser adoptados como política de Estado y transcender a los gobiernos, para asegurar la gobernabilidad en una era donde las exigencias de la ciudadanía y la disrupción digital irán de la mano, demandando más y mejores respuestas a los gobernantes.​​​

Tags: