Noticias de Pacífico Business School
internaInstitucionalNoticias.master

La longevidad de las empresas familiares, por Ben Schneider

03 de mayo del 2021 | 00:00

Los negocios familiares representan el 85% de las empresas a nivel mundial y son un segmento clave para la creación de puestos de trabajo y bienestar.

Preocupa que solo el 13% de estas empresas sobreviva a la tercera generación, debido a luchas internas.

Sin embargo, existen empresas familiares que han logrado disfrutar de éxitos durante décadas y hasta siglos. La famosa bodega de vinos italianos Marchesi Antinori nació en 1385. En Latinoamérica, la empresa de Jose Cuervo nació en 1795 y aun juega un rol protagónico en el mercado del tequila.

Lo cierto es que las empresas familiares pueden ser a veces muy frágiles y otras, sumamente resilientes.

Para posicionarse en el segundo grupo, los especialistas en negocios familiares Josh Baron y Rob Lachenauer, quienes redactaron el manual de negocios familiares del Harvard Business Review, recomiendan cinco claves para la longevidad: la primera es definir el tipo de propiedad que se acomoda a la familia. Puede haber un único dueño, o una sociedad entre los miembros de la familia activos en el negocio, o una propiedad distribuida donde todo miembro de la familia participa en las decisiones y resultados.

La segunda clave está referida a cómo se diseñe la estructura de gobierno de la firma. Un buen diseño que involucre idealmente cuatro niveles, con un consejo de dueños, otro consejo de familia, más el directorio y la gerencia, debería ser capaz de determinar el rumbo, sostener la empresa y mantener satisfecha a la familia.

La tercera es saber definir qué significa el éxito para un negocio familiar. Para una corporación el éxito está claro: los partícipes quieren retornos rápidos. Pero una empresa familiar tiene otros objetivos al margen de producir retornos. Por ejemplo, perdurar o incrementar sistemáticamente el prestigio de la familia. De ahí la importancia de definir una estrategia coherente con su particular interpretación de lo que significa ser exitoso.

La cuarta clave es la comunicación efectiva. Sin ella, se genera un entorno tóxico.

Por último, es fundamental preparar el camino para una sucesión ordenada en base a méritos, que mantenga el rumbo trazado.

Las empresas familiares son la principal fuerza dentro del concierto de empresas y es determinante asegurar su permanencia en el tiempo.


Por Ben Schneider, Director del Corporate MBA de Pacífico Business School. 
Publicado en el Diario El Comercio.



Tags: